Mami, ¡no quiero ser obeso!

Mami, ¡no quiero ser obeso!

Format
ePub
Price
$9.99
 
Additional Formats
  • ePub
  • ISBN 9780698170360
  • 272 Pages
  • Adult

Overview

Aprende a tomar decisiones saludables, y dales a tus hijos el legado más preciado: ¡su salud!

Una de las tareas más importantes para los padres es educar y preparar a sus hijos para enfrentar con éxito el resto de sus vidas. Hay necesidades emocionales, espirituales y físicas que debemos satisfacer. Pero en esta sociedad a las apuradas, muchas veces nuestros hábitos alimenticios acaban por caer en la comida rápida y procesada que puede afectar la salud de nuestros hijos, y puede afectar su futuro.
En Mami, ¡no quiero ser obeso!, Alexandra Orozco nos brinda información invaluable y herramientas imprescindibles para cambiar nuestros hábitos alimenticios y preservar la salud de la familia. Aquí encontrarás:
  • Información indispensable para elegir bien tus alimentos.
  • Actividades divertidas y didácticas para hacer en familia.
  • Entrevistas con especialistas.
  • Consejos prácticos para lograr el cambio.
  • Historias de vida que te llegarán al corazón.
 
Todos queremos lo mejor para nuestros hijos, pero a veces no sabemos cómo lograrlo. Mami, ¡no quiero ser obeso! es la guía perfecta para iniciar el cambio en nuestras costumbres alimenticias y darles a tu familia y tus hijos lo que se merecen: una vida sana.


En nuestros países hispanos poco utilizamos la palabra obesidad; tal vez porque no nos sentimos
obesos o no vivimos de cerca el problema. Pero el tema se ha convertido en una preocupante
realidad cuando las estadísticas demuestran los altos índices de niños hispanos con sobrepeso en
Estados Unidos y empieza a sentirse en los países de habla hispana.

Me preocupa pensarlo y me atemoriza cuando miro a mi alrededor y encuentro que esas
estadísticas sí coinciden con la realidad. Hace poco por mi trabajo tuve que estar en varias
reuniones sociales a las que fui invitada; con gran sorpresa encontré que había mujeres muy
delgadas y muy bien arregladas comentando todo el tiempo sobre belleza, sobre lo último en
cirugía plástica, dietas, etc., mientras tanto sus hijos daban vueltas alrededor de las mesas donde
servían la comida, sirviéndose postres y pasabocas sin parar, otros jugando videojuegos y
algunos, muy pocos, jugando algún tipo de deporte. Y fijándome al detalle encontré que sus hijos
en su mayoría eran gordos y algunos estaban obesos.

¡Déjenme decirles que esto me aterró! A partir de esos días empecé a observar de una manera
más aguda este fenómeno y cada vez que iba a restaurantes, centros comerciales, o parques,
veía lo mismo. Me pregunto, ¿por qué ellas sí pueden mantener un peso normal y sus hijos no?
Sería interesante saber la respuesta. ¿O por qué aquellas que están pasadas de peso tienen hijos
que siguen su modelo?

La respuesta es muy sencilla: estamos enfrentados a una generación de “Padres Permisivos”. Así
como la generación de “Padres Autoritarios” nos dejó el temor, pareciera ser que esta época
estuviera creando niños débiles y confundidos.

Una manera de demostrarles el amor a nuestros hijos y que ellos sientan que nos preocupamos
por ellos es a través de su alimentación. ¿Por qué? Porque su cuerpo forma parte integral de la
armonía que debe tener cualquier ser humano. Esta armonía está distribuida en Cuerpo, Mente y
Alma. El cuerpo es como la estructura de un edificio o la forma de una escultura que tiene que
sustentar su autonomía.

El papel que desempeña la nutrición o la forma de alimentarnos diariamente en nuestra vida es
muy importante. Un adecuado estilo de vida es la mejor prevención de las enfermedades en la
edad adulta y proporciona una correcta salud en las etapas del crecimiento. Debemos comprender
y enseñarles a nuestros hijos que “Somos lo que Comemos”.
Mami, ¡no quiero ser obeso!

Mami, ¡no quiero ser obeso!

Alexandra Orozco

Survey
promo_EditorsDesk
promo_StaffPicks
promo_FirsttoRead_Small